Fluidos Corporales | Agua de Mar en la Salud

Los Fluidos corporales son fundamentales en la salud y en la vida de los seres vivos, por lo tanto es necesario saber que implicaciones tiene el agua de mar en la salud. Se considera como medio interno al conjunto de líquidos – agua de mar isotónica – que impregnan y rodean a las células de un organismo vertebrado. Se le han dado muchos nombres, entre ellos: medio interno, medio vital, medio original, matriz líquida original, matriz extracelular, líquido extracelular, líquido intersticial, medio extracelular, agua orgánica, sistema de regulación, terreno y plasma marino.

Tabla de Contenido

Si el 60-70% de una persona es agua, el 5 – 6 % de ella se encontrará en la sangre representada por una cantidad de 5-6 litros. El 35-40% es agua extracelular o intersticial, que equivale al 20-25 % del peso del cuerpo y en litros de 15- 18 . El líquido linfático que drena los líquidos intersticiales hacia el sistema venoso, representa el 2-3 % . Y el líquido trans-celular significa alrededor del 3-4%, y está integrado por los procesos de transporte activo que tienen lugar en las membranas epiteliales, como las secreciones glandulares digestivas, oculares, del líquido cefalorraquídeo, sinoviales, etc., 

El medio interno o plasma marino Representa alrededor del 70% del peso corporal y está constituido por agua de mar isotónica más coloides, con las siguientes características: una presión osmótica superior a la de las soluciones cristalinas que conlleva la correspondiente actividad terapéutica natural; una ionización libre propia de las soluciones; una estimulación renal aumentada; y un efecto de rehidratación muy importante ya que la pérdida de agua y de iones lleva a la » gelificación» .

El gel aumenta la capacidad de coagulación y floculación. Tanto en el niño deshidratado como en el anciano aumenta la » gelificación » en el medio interno, lo que les da una apariencia física similar.

las condiciones físico- químicas del medio interno es la clave del organismo para mantener su equilibrio y la salud de la célula. Alexis  Carrel en su obra » El Hombre, ese Desconocido » , dice: En el interior del organismo las células se comportan como pequeños animales acuáticos sumergidos en un medio oscuro y tibio.

Las células forman sociedades que llamamos tejidos y órganos. La estructura y funciones de las células son determinadas por el estado físico, físico-químico y químico del líquido que les rodea. La existencia de los tejidos no se puede concebir sin la de un medio líquido.

agua de mar y salud

El ruso Alexandre Bogomoletz en » Cómo Prolongar la Vida » señala: » La renovación periódica y permanente del medio interior lo rejuvenece » . Y sienta las bases para el rejuvenecimiento biológico,  no cronológico, a partir de recuperar las valencias físicas y mantener el agua de la pecera en óptimas condiciones, no contaminándola con lo que comemos, bebemos, respiramos y pensamos.

Y Bogomoletz enfatiza: Hay que encontrar los medios para sanear, purificar y renovar sistemáticamente el medio interno. En un medio interno equilibrado y sano no se cultiva la «enfermedad» . No hay enfermedades, solamente hay enfermos.

El Plasma Marino Contiene

  • una presión osmótica superior a la de las. soluciones cristalinas y la correspondiente actividad terapéutica.
  • una ionización libre propia de las soluciones.
  • una estimulación renal aumentada.
  • un efecto de rehidratación significativo.

Un embrión de un mes de edad tiene un 94% de agua . Al nacer se reduce al 80% del peso del recién nacido. Alrededor de la senectud puede bajar hasta el 60%, o menos.

Tanto el agua extra como intracelular constituyen el agua total, que permanece constante. Cuando llega la vejez el agua intracelular disminuye, mientras que la extracelular aumenta, lo que demuestra que la actividad celular disminuye. La deshidratación corresponde,  por lo tanto, a una disminución de la actividad biológica, y como consecuencia, llega la vejez.

Es bueno aclarar que no es la disminución de la actividad celular la que provoca la senectud, sino el aumento de la actividad extracelular.

Similitud entre los líquidos internos y el Agua de Mar

Existe una similitud fisiológica entre el medio marino y el plasma humano, aunque sus concentraciones de sales marinas sean diferentes. Así como la homeostasis del medio interno está constantemente asegurada por los mecanismos reguladores del organismo, la composición mineral del océano se
regula por la actividad del ecosistema.

El plasma humano y el medio interno de un lado, y el plasma marino y el medio marino del otro, son términos a los que, semánticamente, se hace referencia indistintamente. 

Hipócrates también intuyó, dentro de su lógica, la importancia del medio interno de un organismo y habló de la patología de sus humores o fluidos internos. Y dio a conocer que de la constitución, equilibrio, o estado de los fluidos del organismo, dependía la salud óptima.

Y que la alteración de ese ambiente fluídico, era la consecuencia de unos hábitos insanos y de una alimentación errónea. Todo lo cual conducía a que el organismo enfermase.

Si los sistemas vascular, linfático y nervioso no tienen conexión directa con las células, ni entre ellos, le corresponde al líquido extracelular ser el medio comunicador por excelencia. Ser el protagonista.

Todas las reacciones de tipo vascular, neural, endocrino o inmunológicas, van a depender de la capacidad de transporte o transmisión de la vía de comunicación, que es el agua de mar isotónica o plasma marino, y en la que se encuentra el sistema básico de regulación autónoma,. Por su mediación suceden los fenómenos imprescindibles para mantener una vida saludable, como lo son el intercambio de agua, oxígeno, electrolitos, la regulación ácido-básica, así como los inmunológicos.

Recarga Hidro Eléctrica

Las sales a través de los mecanismos de presión osmótica y de regulación renal aseguran el balance hídrico del organismo. El efecto mecánico del plasma marino como agente rehidratante es inmediato.

Mouezy-Eon dicen: el sodio es la sal que regula la entrada de agua en el protoplasma y en el núcleo celular y, a la vez, permite asimilar o retener las otras sales. Sin embargo su acción es mucho más profunda que la obtenida con una simple solución de cloruro sódico al 9 por mil.

Jarricot añade: todo sucede como si con las inyecciones de agua de mar fuera reestablecida la capacidad de los tejidos para retener agua. Esta acción afecta directamente a los problemas de nutrición, asimilación y eliminación. Tendrá gran importancia en los enfermos que sufran problemas sobre los temas mencionados.

Mientras la recarga hidroelectrolítica afecta directamente al medio interno extracelular, la acción funcional del plasma marino se sitúa en la actividad citoplasmática. Los oligoelementos afectan al conjunto de ciclos metabólicos generales y específicos, por ejemplo, modificando las estructuras, las secreciones hormonales y la producción de anticuerpos.

Cuando se habla de la acción de los oligoelementos hay que tener en cuenta la forma en que se hallan. Se encuentran y actúan en cantidades infinitesimales. Los minerales del plasma marino tienen una biodisponibilidad excepcional e inmediata que contiene los 118 elementos de la tabla periódica de una forma completa, equilibrada y asimilable.

La mayoría de los enfermos mantienen o desarrollan un desequilibrio electrolítico. El tratamiento adecuado del terreno para reequilibrarlo es imprescindible en la recuperación de la salud intracelular y la del medio extra-celular. Es mandatorio eliminar el bloqueo enzimático y así restituir la función celular.

Regeneración Celular

El plasma marino contribuye a reforzar el equilibrio del organismo renovando el medio interno e induciendo el equilibrio mineral. La regeneración de la célula gracias al plasma marino sucede a nivel del núcleo.

Las modificaciones que se produzcan en el medio extra-celular se irán transmitiendo gradualmente hasta la mitocondria, el cromoplasto y, por supuesto, al núcleo donde ocurrirán cambios en el micro-entorno de las secuencias del ADN.

La comunicación desde la membrana al núcleo se establece, a través de los microtúbulos protoplasmáticos, que captan las substancias del medio extracelular por medio de los receptores de la membrana celular.

El plasma marino no va a actuar contra tal o cual síntoma, sino que va a contribuir al buen funcionamiento del metabolismo. Al regenerar el medio interno, favorece la actividad celular en beneficio de toda la economía del organismo.

Auto Reparación Celular

célula y el agua de mar

El 90% de las enfermedades se curan solas. Lo que necesitamos es mantener limpia el agua de mar isotónica, o plasma marino, de nuestro Aquarium celular. El principio vital, inherente a la vida misma, se encarga de regenerar un billón de células diariamente, de los cien billones, promedio, que conforman un organismo.

La información inteligente que posee el ADN hace el resto. El mismo ADN es capaz de autor repararse con sus enzimas, las cuales conocen a la perfección la técnica del » corte y costura » para eliminar las secuencias dañadas.

Lo que necesitamos es darle al ADN el ambiente adecuado, precisamente el que le puede suministrar un estilo de vida equilibrado de su huésped, el cuerpo humano. El ADN es capaz de utilizar su endonucleasa para detectar la parte dañada y cortarla por un extremo de la lesión, mientras el otro extremo es cortado por su exonucleasa, a la vez que la polimerasa (PCR -polimerasa chane reaction- de Kary Mullís) llena la brecha con nucleótidos sanos y supervisa la operación, para finalizar la autor reparación con la ligas conectando los dos extremos cortados.

Cada 21 días nuestros glóbulos blancos son reemplazados con toda su memoria; parte de la mucosa intestinal cada 5 días; cada mes y medio toda la piel; a los tres meses los huesos son «otros» ; por cada segundo la médula ósea produce dos millones de glóbulos rojos. Es el «milagro» de la vida que se repite diariamente.

A Pasteur, le privó el concepto de enfermedad, por encima del concepto salud, hasta pocos días antes de morir, cuando admitió » Claude Bernard tenía razón en el ambiente que rodea a la célula está la verdad » , pero ya era tarde.

Las industrias médicas y farmacéuticas vieron en el prestigio de Pasteur su gran filón: los gérmenes por encima de todo. Pasteur ofrece un suero específico, o tratamiento, que lucha contra un agente determinado, un ente microbiano específico y sus toxinas . Suero que no podrá nunca con un virus.

Quinton, por el contrario, promulga el concepto de salud. Ofrece un suero, agua de mar, que le da a la célula l a fuerza para luchar contra todos los gérmenes y toxinas, incluidos los virus.

El agua de mar, el plasma marino, trabaja para cada una de las células y para todas las células, intra y extracelularmente. Siempre que el hombre sepa racionalmente comer, beber, respirar, pensar y ejercitarse físicamente, el concepto de salud de Quinton prevalecerá.

Y de acuerdo con los telómeros del ADN, todos tendríamos el derecho a morir sanos. Enfatizamos en que lo único que puede, controlar, inactivar y derrotar a un virus son los anticuerpos del organismo; por eso fracasan los tratamientos antirretrovirales, que lo que causan es lo que pretenden curar, la inmunodeficiencia.

(Y no nos estamos refiriendo a ese virus fantasma – nadie lo ha secuenciado, ni se conoce su genoma – que dicen causa el SIDA).

Para darse cuenta de lo que representa el ejercicio físico racionalmente practicado (aeróbicos en función del consumo de oxígeno) repasar el esquema de regulación de base y percatarse de que mientras el corazón es la bomba que impulsa permanentemente la sangre, el tejido linfático no tiene bomba y su único motor es el movimiento, el ejercicio físico.

Al practicarlo no sólo impulsarnos al sistema inmunológico activando el linfático, sino que también activamos el sistema óseo y el cardiocirculatorio. La médula de los huesos largos produce glóbulos blancos, rojos y plaquetas que se benefician del ejercicio, al igual que las articulaciones y todo el sistema cardiocirculatorio que se ve librado del colesterol y triglicéridos altos, de la hipertensión, la obesidad, la diabetes.

Resultando una auténtica vacuna contra la primera causa de muerte en el mundo, las enfermedades cardiocirculatorias.

Entradas Relacionadas

basuras en el mar

Contaminación del agua de Mar

Autodepuración del Agua de Mar Polución del Agua de Mar Se entiende por «contaminación» –  polución. Toda la Basura orgánica que el hombre tira al

agua de mar hipertonica e isotónica

Como Beber el Agua de Mar

Como beber el Agua de Mar | Hipertonica e Isotónica Es evidente que cuando hablamos de agua de mar, no hablamos de agua potable, porque