interfaz aire - mar

Horizonte

El Horizonte o interfaz aire-mar, límite entre la atmosfera y las  aguas oceánicas.  La interfaz aire-mar es uno de los entornos más activos física y químicamente de la Tierra . Su cercanía sustenta la mayor parte de la vida marina.

La atmósfera obtiene gran parte de su calor en la interfase en las latitudes tropicales por la radiación de retorno del océano calentado. 

A su vez, la atmósfera calienta la superficie del océano en latitudes más altas. El movimiento atmosférico en la interfaz genera ondas y corrientes. 

La atmósfera adquiere la mayor parte de su humedad y energía adicional en forma de calor latente a partir de la evaporación del agua en la interfase. 

Enormes cantidades de oxígeno y dióxido de carbono se intercambian entre la atmósfera y el océano en la interfaz; este intercambio ayuda y  beneficia  los procesos de la vida marina.

El impacto del clima en la interfase controla la salinidad y la temperatura de las aguas superficiales del océano. 

La densidad del agua de mar está determinada por estos parámetros y, a su vez, controla a qué profundidades en el océano fluyen las masas de agua.

La fotosíntesis , la base fundamental de la vida oceánica, tiene lugar justo debajo de la interfase, donde están disponibles los ingredientes necesarios de la energía solar , el dióxido de carbono y las sales nutritivas del agua de mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.